Inicio / Pastoral

Pastoral

PROPUESTA PASTORAL 2016

"YO DIGO SÍ: Me decido por Cristo, Construyo la Iglesia, Defiendo la Vida"

Objetivo de la Propuesta Pastoral: La Propuesta Pastoral es concebida como la idea fuerza que dinamiza la acción educativa-pastoral de las comunidades educativas. Por otra parte, es  el vínculo de comunión pastoral entre las inspectorías FMA y SDB de la Colombia Salesiana.

Para el año 2016 el horizonte pastoral está enmarcado en estos acontecimientos:

1.       Año de la misericordia.

2.       Strenna del Rector Mayor: ¡CON JESÚS, recorramos juntos la aventura del Espíritu!

3.      Jornada Mundial de la Juventud, Cracovia 2016: "Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia"

4.      Juegos Olímpicos Rio de Janeiro 2016.

5.      La ONU proclama el 2016 como el “año internacional de las legumbres

6.      La UNESCO proclama el “Año del entendimiento mundial”.

Dentro de estos acontecimientos hemos elegido el AÑO DE LA MISERICORDIA, la Strenna del Rector Mayor y la JMJ 2016 como los ejes transversales que dinamizarán la Propuesta Pastoral para este año.

El camino de la Propuesta Pastoral es una forma de reaccionar, de esfuerzo por poner el relato de Jesús en el corazón de los jóvenes creyentes. Necesitamos fijar nuestra mirada en su rostro, sintonizar con su vida concreta, acoger al espíritu que lo anima, seguir su trayectoria de entrega al Reino de Dios hasta la muerte en cruz y dejarnos transformar por su Resurrección.

Los cristianos de las primeras comunidades se sentían antes que nada seguidores de Jesús. Para ellos creer en Jesucristo era entrar por su “camino” siguiendo sus pasos. La Carta a los Hebreos dice que es “un camino nuevo y vivo”, un camino “inaugurado por Jesús para nosotros”. (Hebreos 10, 20)

Este camino es un recorrido que se va haciendo paso a paso a lo largo de toda la vida. A veces parece sencillo y llano, otras duro y difícil. En el camino hay momentos de seguridad y gozo, también horas de cansancio y desaliento. Caminar tras las huellas de Jesús es dar pasos, tomar decisiones, superar obstáculos, abandonar sendas equivocadas, descubrir horizontes nuevos… todo es parte del camino. Los primeros cristianos se esfuerzan por recorrerlo “con los ojos fijos en Jesús”, pues saben que solo Él es “el consumador de la fe” (Hebreos 12, 2).

La Propuesta quiere suscitar “seguidores” de Jesús, identificados con su proyecto, que se entreguen a abrir caminos al Reino de Dios. Que conozcan la experiencia cristiana más original y apasionante: Entrar por el camino abierto por Jesús, el camino de la MISERICORDIA.

 LOGO

·         LA CRUZ: La cruz del logo es la cruz de la XXXI edición de la JMJ que se llevará a cabo en Polonia del 26 al 31 de julio, en el marco de la celebración del Año de la Misericordia. Será la segunda JMJ que acogerá Polonia, tras la realizada en el año 1991 en Częstochowa, con el Papa San Juan Pablo II.

La cruz del logo nos recuerda el Amor Misericordioso de Dios, que “tanto amó al mundo que entregó a su Hijo único para que todo el que crea en Él no perezca sino que tenga vida eterna". (Jn 3, 16). Pero ¿cómo lo entregó? ¿No fue acaso en la cruz? La cruz es el recuerdo de la misericordia del Padre hacia nosotros y del amor de Cristo, quien dio la vida por sus amigos (Jn 15, 13).  Con la CRUZ queremos decirle SÍ A CRISTO y comprometernos a que la chispa del amor misericordioso que Él ha encendido en nuestros corazones se convierta en fuego que transforme también el corazón de otros jóvenes (este digo SÍ, me decido por CRISTO, hace parte de la primera etapa de la Propuesta Pastoral 2016).

·         EL JOVEN Y EL CORAZÓN: La silueta del joven surge de la misma cruz de Cristo y nos está invitando a mirar la cruz como la fuente de verdadera VIDA pero también a que sea el mismo joven quien se convierta en defensor de la vida y de la paz en los diferentes ambientes en que interactúa. La misericordia no es una palabra abstracta, tiene un rostro y se hace real en las obras de misericordia, en la justicia y la paz; por ello, requiere de continua conversión (simbolizada por el espiral que rodea la silueta del joven), especialmente cuando estamos ante la dignidad de la persona humana.  El Papa Francisco nos invita a “mirar más allá, a centrarnos en el corazón para ver de cuánta generosidad cada uno es capaz...” Él habla de “misericordia como ideal de vida y como criterio de credibilidad de nuestra fe» (Misericordiae Vultus, n.º 9). Con la silueta del joven y el corazón queremos decirle SÍ A LA DEFENSA DE LA VIDA Y DE LA PAZ y convertirnos en auténticos misioneros de la misericordia, única vía que abre el corazón a la esperanza de ser amados no obstante el límite de nuestro pecado (este SÍ defiendo la VIDA hace parte de la tercera etapa de la Propuesta Pastoral 2016).

·         LA PALOMA QUE SIMBOLIZA EL ESPIRITU SANTO nos recordará que transitar por los senderos de la misericordia requiere vivir la aventura de dejarse guiar por el Espíritu; que es ante todo, camino de INTERIORIDAD que se expresa en el cultivo de la dimensión comunitaria de la FE y la dimensión fraterna de la VIDA. Nos refiere el acontecimiento de Pentecostés del cual nace la Iglesia (esta imagen nos recuerda el SÍ a la construcción de la Iglesia, de la fraternidad, segunda etapa de la Propuesta Pastoral)

·         TRES CIRCULOS: Representan las tres etapas en las que, pedagógicamente, se trabajará la Propuesta Pastoral 2016. Ellas son:

YO DIGO SI, ME DECIDO POR CRISTO

Experiencia significativaVivir el sacramento de la Reconciliación como “encuentro con la Misericordia de Dios, que transforma la vida”.

Este Jubileo tiene que ser un momento favorable para proponer nuevamente la Confesión como tema central de la pastoral, de modo que se comprenda su belleza y eficacia.

YO DIGO SI, CONSTRUYO LA IGLESIA

Experiencia significativaCelebrar con María, la FE en comunidad.

En este año santo nuestra mirada se dirige de manera especial a María, la Madre de la Misericordia.  Su dulzura nos acompaña, para que todos podamos redescubrir la alegría de la ternura de Dios y celebrarla como Iglesia. Como Iglesia se entiende la familia (iglesia doméstica), la comunidad (parroquia) y la Iglesia Universal, donde toda la Iglesia ora y celebra la MISERICORDIA de Dios.

YO DIGO SI, DEFIENDO LA VIDA

Experiencia Significativa: Ser misioneros de la misericordia a través de gestos concretos que defiendan la vida y la paz.

El gran río de la misericordia no se agota nunca porque encuentra siempre personas que dan testimonio concreto de ella en la vida cotidiana; por ello en esta etapa estamos invitados a dejarnos interpelar por las situaciones más vulnerables que existen en nuestros contextos y como jóvenes discípulos misioneros dar un aporte concreto a la defensa de la vida y de la paz. No olvidemos que Jesús se identifica con quien tiene hambre, sed, está desnudo y es extranjero, con el que está enfermo y en la cárcel, con quien está preso de la duda o está afligido y necesita ayuda y consuelo… es ésta la invitación que el Papa nos hace precisamente en este gran Jubileo: ser Misioneros de la Misericordia.

COMPARTIR EN: